Corazón muerto: Estrés laboral

Administrator
Corazón muerto: Estrés laboral
Corazón muerto: Estrés laboral

Corazón muerto: Estrés laboral

726 Visitas


300 billones de dólares al año se gastan en medicamentos y en la falta de productividad a causa del estrés. Hoy en día, literalmente puedes “trabajar hasta la muerte”.
Hace algunos años, conocí un ejecutivo muy exitoso que sufrió una embolia tras una semana intensa y sin descanso. Tuvo que dejar de trabajar y ninguna aseguradora quiso darle apoyo para recibir atención médica. Lo perdió todo y ya no estaba en condiciones de ser empleado nuevamente. Nunca más supe de él. 

De acuerdo con un estudio publicado en Estados Unidos por parte del American Institute of Stress (2016), 44% de la población de ese país está más estresada que hace 5 años. Por otra parte, el estrés es la causa de más del 60% de las enfermedades e incrementa el riesgo de problemas del corazón y de falla cerebral. Se gastan más de 300 billones de dólares al año en medicamentos y en la falta de productividad derivada de los altos niveles de estrés que hay en la sociedad.

El estrés está vinculado en el trabajo, particularmente con la compulsión por trabajar una gran cantidad de horas, pero ¿a dónde nos está llevando esta forma de vida donde no existen límites para estar conectados 24 horas, 365 días? 

“Aún cuando ganamos, perdemos”. Esta frase me dejó reflexionando después de leer el artículo titulado “The happiness trap” de Chris Barclay (2016) que habla sobre la felicidad y el paradigma asociado con estar ocupados como una señal de éxito. Me llamó la atención que el autor menciona que en chino el símbolo para representar la idea de estar ocupado se traduce como “corazón muerto”. ¿Nos estaremos muriendo en vida? ¿A dónde se está yendo todo el tiempo que estamos enfrente de una pantalla, ya sea de una computadora, celular o tableta electrónica? ¿Es el mejor uso de nuestro tiempo? ¿Y qué hay de los días y noches que pasamos en el trabajo creyendo que estamos construyendo una vida mejor? 

Me parece relevante en este espacio hacer una pausa para reflexionar sobre nuestra prisa constante ¿por llegar a dónde? ¿Qué es lo que realmente se requiere de los seres humanos que hoy habitamos el planeta? ¿Cuánto tiempo dedicamos a ser y estar con la gente que en verdad importa? ¿Cuántas horas, minutos o segundos dedicamos a cultivar relaciones trascendentes o a escuchar a nuestros hijos? 

Tengo un amigo que acompaña moribundos y me dice que en los últimos minutos ninguno lamenta haber estado más tiempo trabajando. Lo que la gente lamenta antes de morir es pasar tiempo con sus amigos, con su familia, perdonar y pedir perdón, decirle a aquella persona lo especial que es, y disfrutar del tiempo libre. 

Si tu vida es muy ocupada, piensa si tu corazón está muerto ¿o cómo puedes recuperar tu vida?

 
Referencias:

Barclay, Ch. (2016). The happiness trap. Obtenido de www.unboundedlife.com/the-happiness-trap/
Stress.org (n.d.), Stress is killing you. Obtenido de http://www.stress.org/stress-is-killing-you/

Suscríbete






Comentarios: